El tiempo - Tutiempo.net
domingo 28 de noviembre de 2021 - Edición Nº1089

Por: Miguel Desch

Cumpliendo con un gran trabajo de equipo, sin lucirse ni desplegando buen juego en un partido sumamente reñido, Blanco y Negro "sacó chapa” en Pigüé y de visitante derrotó a Peñarol por tres a dos.

Este triunfo le permite al conjunto dirigido por Javier Díaz clasificarse para las semifinales del campeonato anual, algo que hace varios año no sucede en la institución albinegra.

No arrancó fácil la cuestión para el conjunto de nuestra ciudad ya que iban apenas 8 minutos cuando Tomas Monterrubianesi puso en ventaja al dueño de casa y parecía que Peñarol salía decidido a llevarse por delante a su rival.

Pero lentamente Blanco y Negro comenzó a acomodarse en el partido y a tratar de acercarse al arco del azulgrana.

El primer tiempo fue muy parejo. Cortado, friccionado, disputado en la mitad de la cancha y por cierto demasiado lejos de los arcos, aunque parecía que el local se llevaba el triunfo parcial.

Pero a los 47 minutos, después de algunos revotes fuera del area, la recuperación de la pelota de Shard que le metió el pase a Maximiliano Pecotche y este que define para estampar el uno a uno con el que se retiraron a los vestuarios.

En la complementaria el trámite del juego no varió, paridad en todos los sectores y jugando lejos de los arcos.

Santiago Mendoza a los 12 minutos de esta etapa complementaria recibió de Pecotche y con un fuerte remate de zurda bien esquinado fuera del área marcó el dos a uno parcial que le dio tranquilidad y seguridad a Blanco y Negro.

Peñarol no supo y no pudo porque su rival no se lo permitió.

En este trámite de fricción constante y poco fútbol, fue otra vez el elenco suarense que sacó provecho porque Braia Arata robó una pelota en la puerta del área y la fue peleando; metió el centro que Franco Pane, que hacía poco que había ingresado, la terminó colgando del ángulo para establecer a los 36 minutos el tres a uno parcial.

Peñarol, como toda la tarde, careció de ideas, y no inquietaba al arquero Vera hasta que en el minutos 42 Simón Salvi con un tiro libre logró descontar.

Desde ahí, más los casi 10 minutos que adicionó el árbitro Walter Vargas, no cambiaron la historia del partido que lo termina ganando Blanco y Negro porque aprovechó sus posibilidades de gol, cuido el resultado cuando lo tuvo que hacer y mantuvo lejos del arco al elenco azulgrana.

Tarea cumplida y aprobada para Blanco y Negro, derrotó de visitante a Peñarol en Pigüé. Cumplió una gran tarea como equipo más actitud y además se clasificó para las semifinales. Un domingo redondo para festejar su aniversario 113.

Fotos Ezequiel Villanueva, formaciones Miguel Desch

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Notas Relacionadas
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias