El tiempo - Tutiempo.net
viernes 27 de enero de 2023 - Edición Nº1514

Información Local | 11 ene 2023

El domingo a la noche desvalijaron un micro en Retiro que viajaba hacia Coronel Suárez

Denuncian una seguidilla de robos a los micros que salen de la Terminal de Retiro. Ya son 24 las denuncias. Según cuentan, por la noche es tierra de nadie y les abren las bodegas.


Por: Clarín

Las ilusiones de los turistas que comienzan sus vacaciones cuando se suben en los micros en la Terminal de Ómnibus de Retiro se ven arruinadas por los robos de sus valijas. De esa manera, surgen las dudas sobre dónde denunciar y quién debe responder.

En los primeros diez días del año, la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) recibió 24 denuncias correspondientes a distintas ciudades del país, aunque por "extravíos" de equipajes: 11 fueron en Retiro, 4 en Rosario y 2 y en Santa Fe.

Lo mismo sucedió en la Terminal Dellepiane, Puerto Madryn, San Nicolás, Bahía Blanca, Miramar, Corrientes y Río Cuarto. Para que la CNRT tome las denuncias, deben ser viajes interjurisdiccionales.

Los micros entran a la Terminal de Retiro por la calle Carlos Perette y salen por Rodolfo Walsh. Coincide con el ingreso a la villa 31. Durante el día, la zona está copada de personas que caminan, llevan carros y hasta hay una feria ambulante. Mientras que a la noche es tierra de nadie. 

"Desde que salimos de la Terminal sentí que el micro daba vueltas alrededor del pasillo de la villa. Me pareció raro y a las dos cuadras, el micro frenó un minuto en el semáforo y nos desvalijaron", explica Florencia Bermejo (24) en diálogo con Clarín sobre el robo que sufrió el último domingo a las 23.30.

Su caso se viralizó en Twitter y recibió decenas de mensajes de personas que sufrieron también el robo de sus valijas en micros de larga distancia.

La joven, que vive en Caballito y viajaba sola, iba a Coronel Suárez a pasar ocho días con su familia, pero como le robaron todo (hasta su ropa interior) se tuvo que quedar en la Ciudad de Buenos Aires. 

"Cuando volvimos a la Terminal, les pedimos explicaciones a los choferes, pero se limpiaron las manos. Nos dijeron 'no denuncies con Plusmar ni con la Policía de Retiro porque no te van a dar bola, llamá al 911'", dice Florencia.

La Policía Federal opera dentro de la Terminal de Retiro, pero una vez que salen los micros de allí -como en este caso- la Policía de la Ciudad debe responder por la seguridad. Esto genera una zona gris, en donde unos a otros se trasladan las responsabilidades. "Ese tipo de denuncias la recibe la Policía de la Ciudad, nosotros manejamos delitos federales", sostienen desde la PFA.

Desde el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta aseguran a Clarín que esa noche denunciaron el hecho en la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N° 24.

La Policía porteña remarca que "la zona está controlada y ahora con el Paseo del Bajo es más fácil transitar, ya que los buses salen de la Terminal y se meten directo a las rutas". A su vez, destacan que "no hay casos reiterados como este".

En la vereda opuesta se ubica Gustavo Gaona, vocero de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi). "Me encantaría decir que es un hecho aislado, pero no es así. Desde hace años se deben reforzar los egresos e ingresos a la Terminal", dice a este diario.

Y agrega: "El Paseo del Bajo es genial, pero después los choferes recorren 300 metros en la Ciudad para salir y entrar a Retiro, y están casi adentro del Barrio 31".

Esa es la zona problemática donde se producen los robos pirañas a los buses. Con la ayuda de una barreta abren las bodegas, mientras que los cómplices sacan los bolsos. 

Desde el Celadi explican que es fundamental que la Ciudad refuerce la prevención en el verano porque se cometen más delitos, dado que entre 900 y 1.000 servicios entran y salen de Retiro por día.

Es común ver mayor presencia policial tras las denuncias. Este martes no fue la excepción. Clarín comprobó que había un patrullero de la Ciudad a la salida de la Terminal, en la calle Rodolfo Walsh, enfrente de McDonald's. A su vez, suelen ubicar garitas móviles con cámaras.

Ante la inseguridad constante que se vive en el lugar, hace dos años el Ministerio de Transporte nacional solicitó a Néstor Otero, el histórico concesionario de la Terminal, que instale cámaras de seguridad y mejore las instalaciones, desde los baños hasta las escaleras mecánicas.

Pese a que hicieron las mejoras, el Gobierno nacional reconoce que "todos los veranos desvalijan los micros en Retiro y lo mismo sucede en otras ciudades turísticas".

"No me indemnizaron"

Cuando Florencia Bermejo contó en Twitter el robo que sufrió, nunca se imaginó que tantas personas le escribirían para contarle lo mismo.

"El que desvalijó el bus fue el chico que subió las valijas. Una pasajera que estaba sentada en la planta baja del micro lo reconoció", relata.

Asimismo, se acuerda que ella fue la última en subir al micro y despachar el bolso. Todavía lo que le dijo el chico que guardó su bolso le resuena: "Me dijo que guardara el papel porque lo iba a necesitar para retirar la valija".

Existe una "eterna discusión" sobre quién es el responsable de subir el equipaje al micro. "Como la Terminal de Retiro no se hace cargo, entonces hay una cooperativa", explican desde el Celadi.

Para Florencia, "hubo connivencia entre los choferes de Plusmar y los que subían los bolsos". Clarín se comunicó con la compañía, pero no obtuvo respuesta.

Una situación parecida vivió Ariana Castano (23) cuando tomó un micro de Plusmar desde Retiro a Las Toninas el lunes 2 de enero. "Cuando llegamos a destino, nos habían abierto mi bolso de River y nos faltaba una riñonera donde teníamos perfumes importados y $ 80.000 para pagar las vacaciones", cuenta.

Tanto ella como Florencia destacan que no recibieron ninguna solución de parte de la compañía. "El ticket del bolso lo entregué cuando lo busqué al que despachaba las valijas, pero no me lo devolvieron, lo rompieron y se lo guardaron en la riñonera", explica Ariana.

Y hace hincapié en la actitud de quienes bajaban las valijas: "Otros pasajeros me contaron que un vendedor africano llevaba dos bolsos para vender productos en la Costa y le cobraron $ 5.000 para dejarle subir esa valija extra".

Los problemas no surgen solo en los micros que salen de Retiro. El 16 de octubre, Marianela Rap (18) salió desde Pedro Luro (provincia de Buenos Aires) a San Clemente del Tuyú para disfrutar de su viaje de egresados, pero al llegar se llevó la peor de las sorpresas.

"Nos robaron a cuatro personas los bolsos y nos dimos cuenta cuando llegamos a San Clemente. Un pasajero nos dijo que pararon el colectivo a las 3 de la madrugada a la altura de Tres Arroyos mientras dormíamos y ahí creemos que los sacaron", cuenta.

Pese a quedarse sin ropa, pasó seis días en la ciudad hasta que tocó la vuelta: "Al regresar, manejaban otros choferes que nos dijeron que la compañía metía a cualquier persona a trabajar y que habían muchos robos".

Pese a que denunciaron ante distintos organismos (CNRT, Policía Bonaerense en Las Toninas y la OMIC, de la Municipalidad de Bahía Blanca), por ahora no fueron indemnizadas por la empresa de micros. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias